;

Rivera, de pactos, mentiras y mangoneos.

Difunde sin miedo
  • Yum

Rivera, otro al que gusta pactar de antemano.

Albert Rivera
Las declaraciones de Albert Rivera, que este domingo publica El País, demuestran una vez más que nuestro sistema no es democrático, es otra cosa, pero no democrático. Sus palabras acerca del consenso, “Me veo capaz de formar Gobierno con gente del PP y del PSOE, porque ya tengo acuerdos con ellos”, indican que en España se camina en sentido contrario a lo que supone una democracia representativa.

El sentido del pacto está bien, en una muy justa medida; no se puede abusar de él. Si se parte de la premisa de que uno se ve capaz de gobernar con otros partidos, se está declarando a priori que el programa electoral no se va a cumplir, ya que habrá que ceder al pactar. Luego, el programa electoral del partido nace viciado, por cuanto lo que en él se promete se incumplirá y por tanto el ciudadano acude a las urnas engañado.

De hecho, eso es lo que viene ocurriendo hace años y me atrevería a decir que hace décadas. Por una u otra razón los programas, las promesas electorales, se incumplen siempre. De tal modo que da lo mismo votar a uno que otro, que no votar. Los despachos son los encargados de crear un nuevo programa. ¡Vaya democracia!

El problema de todo ello es la falta de representación. Por mucho que digan, el ciudadano no está representado. Ningún político da cuenta a sus electores de sus actos. A quien se debe es al jefe político que le ha puesto en la lista y en consecuencia es al partido a quien representa.

Así las cosas, uno se pregunta para qué narices ha de haber 350 congresistas y 266 senadores. El número de representantes da igual. Tan válido sería 990 y 680 o mejor 52 y 17 respectivamente. Por lo menos así nos ahorraríamos dinero.

De ahí que hace tiempo vengo pregonando el derecho que como ciudadanos tenemos a la abstención activa. A no participar de este circo y dejar que la función se quede sin espectadores. Ya sé que algunos dicen que eso no sirve para nada, pero a esos mismos les animo a que me digan para que les sirve a ellos haber votado. Y salvo que vivan de este bodrio, dudo que su contestación aporte motivos que cambien mi forma de pensar.

Leo

Leo

Escribo porque me gusta, simplemente eso.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: