Los ingleses son más felices apoyando la inmigración

Difunde sin miedo
  • Yum

inmigracion en Europa
Hace unos días, el diario The Independent titulaba así una información, “Según una investigación, las personas que se oponen a la inmigración en el Reino Unido son menos felices que las que la apoyan”, y añadía que en el estudio se culpa a los políticos por promover un discurso antiinmigración. Un discurso que a su vez debilita el bienestar subjetivo de la población.

Según el digital británico la investigación fue llevada a cabo por la Universidad de Leicester  y demostraba que quienes se oponen a la inmigración son menos felices, concretamente un 8%.  El estudio lo dirigió David Bartram, investigador centrado en la migración internacional, que actualmente explora la relación entre la inmigración y la felicidad, algo que sugiere la dirección en la que versan sus estudios.

Los datos de la investigación revelan algunos llamativos. La encuesta se llevó a cabo entre 5.995 personas de diversos países europeos. Se puntuaba en una escala de 0-10, referido al estado de felicidad del sujeto frente a la inmigración. Un 35% limitaba la inmigración en favor de unos pocos, un 34% la restringía a “algunos”, un 25% rechazaba cualquier tipo de inmigración y un 6% estaba a favor de todo tipo migratorio. Además el estudio deja claro que quienes apoyan más a los inmigrantes son los parados.

Pienso que los datos aportados en la noticia son muy raros y si añadimos a ello lo que indica la última frase nos encontramos ante una solemne tomadura de pelo. Que los parados sean los que están más a favor de la inmigración no se entiende, incluso aunque la encuesta se hubiese llevado a cabo sólo entre este sector de la población.

La noticia incluye las declaraciones del Dr. Bartram en su intervención en la conferencia anual de la Asociación Sociológica Británica en Manchester. Este dijo que: “La inmigración mejora la situación económica de los nativos”.

No es la primera vez que los medios de comunicación lanzan como noticia “prestigiosa” alguna que carece de sentido común. De lo que se trata es de ir calando en la opinión pública un estado de ánimo. Y es que cuando una noticia añade calificativos como prestigioso, acreditado o influyente, incluye declaración de algún famoso científico o presume de la confianza que da un experto, lo mejor es poner en cuarentena ese tipo de información.

 

Íncipit

Íncipit

En las descripciones bibliográficas, primeras palabras de un escrito o de un impreso antiguo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: